Álex, estrella inesperada del Resurrection Fest

El pasado domingo 7 de julio se celebró como cada verano en la localidad gallega de Viveiro, Lugo, el festival de metal más importante de España, el Resurrection Fest.

En esta ocasión, el público dio una lección sobre superar las barreras que sufren personas como Álex Domínguez, alzándolo en su silla de ruedas para que pudiera ver el escenario en el momento en el que su grupo favorito descargaba los acordes.

Junto con Belén, su madre, Álex dio el paso y decidió acudir al festival recorriendo casi 600 kilómetros en autobús desde La Rioja.

«Es una sensación de adrenalina, de libertad, de que no hay límites ni barreras y de que todo puedes conseguirlo si lo deseas de verdad», señala Álex una vez que se haya hecho viral la foto hecha por Daniel Cruz, todo un símbolo de apoyo e inclusión a las personas con movilidad reducida.

Un ejemplo de empeño y superación, este joven no encuentra impedimento ninguno el estar en una silla de ruedas y lucha cada día por ser lo más autónomo posible.
Actualmente estudia Derecho en la universidad y aspira a convertirse en notario y registrador de la propiedad.

Recalca que volverá el año que viene al festival, en su 15º edición y disfrutar de nuevo del gran ambiente vivido.
Además, Álex agradece el gran apoyo de su familia y anima a todas las personas con movilidad reducida a que se lancen a conseguir aquello que persiguen. Se puede, claro que se puede.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *