Gustavo Fernández, referente del tenis adaptado

Gustavo Fernández, un argentino de 25 años, se proclamó campeón de Roland Garros en individuales y dobles el pasado sábado día 8 y se consagra como número 1 del ranking mundial del tenis adaptado.

Con apenas un año y medio, Gustavo sufrió una enfermedad que le hizo perder la capacidad de andar, algo que no le impidió llevar una vida normal y empezar a jugar al tenis a los 6 años impulsado por su constancia, motivación y el apoyo de sus padres y familia.

“Él no se siente diferente y disfruta la vida como cualquiera de nosotros”. Éstas son palabras de su madre, quien, junto a su padre, el Lobito Fernández (ex gloria de La Liga Nacional de Básquet), se sienten orgullosos y felices por lo que ha conseguido lograr su hijo: cumplir su sueño de ser tenista profesional.

En poco más de 1 hora y un cómodo 6-1 y 6-3, derrotó al británico Gordon Reid, octava raqueta del mundo, adjudicándose por segunda vez en su carrera, el Grand Slam de París.
Este es su cuarto triunfo a nivel de Grand Slam ya que, en 2017 y 2019 conquistó el Abierto de Australia y en 2016 otro Roland Garros.

Además, pocas horas después, compitió en la modalidad de dobles junto al japonés Shingo Kunieda, alzándose con el triunfo.
De esta manera, vuelve a ser el número 1 del tenis adaptado a nivel mundial.

Gustavo expone que no quiere ser un ejemplo para nadie. “Debería ser natural ver a una persona en silla de ruedas en el cine o con su novia en la calle, haciendo lo que sea. Llevando una vida normal, sin llamar la atención.”, expone.

Su objetivo es representar una motivación para que la gente en su misma situación o no, no bajen los brazos, luchen por lo que quieren conseguir y disfruten de cada momento, enfocándose en el día a día.

Fuentes: El Granero, Todo Disca

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *